Con la tecnología de Blogger.

lunes, 16 de marzo de 2015

MENSAJE DE NUESTRO PARROCO PARA LA SEMANA SANTA 2015


Mensaje de nuestro Párroco para la Semana Santa 2015

 Muy queridos fieles de nuestra Parroquia: con gran alegría me dirijo a uds. para animarles a vivir fervorosamente las celebraciones de la semana santa y del tiempo pascual, con el deseo de llegar a cada corazón que forma parte de nuestra Comunidad, tanto los conocidos como los que quisiera conocer personalmente…

En estos días la Iglesia tiene el gozo de dispensar todo el potencial salvífico de Jesús, que ha dado la vida por todos y cada uno de nosotros. Sabemos que en nuestra sociedad hay mucho sufrimiento, violencia e indiferencia. Y es precisamente Jesús, nuestro Rey Salvador, quien viene a vencer ese círculo vicioso de “desamor”, y a encender nuestros corazones con el fuego de la caridad.

Por ello les recomiendo que en estos días de cuaresma y semana santa realicemos un profundo examen de conciencia donde nos enfrentemos a nuestras actuales miserias y pecados de pensamiento, palabra, obra y omisión, y pidamos el auxilio de Dios para corregirlas y confesarlas humildemente en el sacramento de la confesión. Allí recibiremos la gracia de Dios, que nos llega por la absolución del sacerdote. Y la madre Iglesia nos recomienda,  para mantenernos fieles en el seguimiento de Jesús  y en el combate espiritual, además de la confesión sacramental,  la oración, el ayuno y la limosna. ¡No nos perdamos la alegría de experimentar las maravillas que Dios realiza a través de esos medios! Además, nos ayudarán a veremos libres de esa realidad triste y fea que es la insensibilidad e indiferencia ante Dios y ante nuestros hermanos. Sobre este tema de la indiferencia generalizada versa el Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2015, que les recomiendo meditar. Allí nos dice también que la meta de la conversión es tener un corazón misericordioso: “quien desea ser misericordioso necesita un corazón fuerte, firme, cerrado al tentador, pero abierto a Dios. Un corazón que se deje impregnar por el Espíritu Santo y guiar por los caminos del amor que nos llevan a los hermanos y hermanas. Por esto, queridos hermanos y hermanas, deseo orar con ustedes a Cristo en esta Cuaresma: “Haz nuestro corazón semejante al Tuyo” (súplica de las Letanías al Sagrado Corazón de Jesús).

Que María Auxiliadora interceda por todos nosotros, y nos alcance de su Hijo vivir un año muy fecundo con frutos de caridad, de servicio y unidad en nuestros hogares, instituciones y comunidad parroquial.

Me encomiendo a sus oraciones, y les dejo mi bendición, afecto y recuerdo en la santa Misa,

P. Diego Crisafulli CR

Párroco

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario