Con la tecnología de Blogger.

martes, 25 de junio de 2013

CONSAGRACIÓN DE LA DIÓCESIS AL SAGRADO CORAZÓN Y ENTRONIZACIONES EN LOS HOGARES

El pasado viernes 7 de junio ha tenido lugar la solemne Consagración de nuestra Diócesis al Sagrado Corazón de Jesús. Nuestro Obispo, Mons. Pedro Daniel Martínez, presidió la celebración en la Iglesia Catedral, y en comunión con él también la hemos realizado en nuestra Parroquia ese mismo día.
Animados también por nuestro Obispo y por el carisma propio del Instituto y de la Legión de Cristo Rey, los jóvenes de la Legión, junto con los hermanos de nuestro Instituto, han comenzado una campaña de Entronización del Corazón de Jesucristo Rey en los hogares. Logrando de esta manera ofrecer la reparación de pecados tan característicos de nuestra época como son el laicismo, la disolución de la familia y el atentado contra la majestad divina de Cristo sobre la sociedad humana.
Organizados en pequeños grupos, visitan los hogares, a modo de preparación para la Ceremonia de Entronización. Estas visitas comprenden tres aspectos fundamentales:
<![if !supportLists]>·                    <![endif]>Anunciar el reinado de Jesucristo y su Evangelio e introducir a la familia en la oración y prácticas de piedad.
<![if !supportLists]>·                    <![endif]>Exponer la naturaleza de la realeza de Jesucristo, la cual se disponen a aceptar como modo de vida, sometiéndose a la voluntad y con gusto al imperio suavísimo de Cristo Rey, mediante el reinado de su amor.
<![if !supportLists]>·                    <![endif]>Disponer todo lo necesario para la ceremonia, entregándoles la fórmula de Consagración que harán el día de la Entronización, para que sea previamente meditada, como así también el rezo en familia de la novena o triduo preparatorio.
En la Ceremonia de Entronización, que será presidida por un sacerdote, se instalará definitiva y solemnemente la imagen  del Sagrado Corazón de Jesucristo Rey en un lugar de honor de la casa, y sus miembros le ofrendarán sus vidas y su hogar en un acto de Consagración. Este día es de gran gozo y bendición para la familia, que reconocerá oficial y socialmente la divina y humana realeza de Cristo.
Que nuestra dulce Madre María Santísima, nos alcance la gracia de entronizar a su Hijo Rey en cada uno de nuestros corazones, y así extender el imperio de su amor. Para que, reinando en nuestras vidas, reine también en nuestra Patria y en el mundo entero, para mayor Gloria de Dios!

EJERCICIOS ESPIRITUALES EN EL MES DE JULIO

EJERCICIOS ESPIRITUALES IGNACIANOS EN ANCHORENA
predicados por los sacerdotes del Instituto Cristo Rey
En el Año de la Fe, y de la beatificación del Cura Brochero, apóstol de los Ejercicios Espirituales

JULIO DE 2013
Mujeres (adultas y jóvenes): del 9 ( 20 hs.) al 12 ( 14 hs.)
Hombres: (adultos y jóvenes): del 12 ( 20 hs.) al 14  (18 hs.)

Lugar: Escuela Hogar de Anchorena.
Organiza: p. Guillermo Alcázar

Informes e inscripción:
En San Luis:  0266-4435737- 4490950 ( Sra.Paola Cecilia Rufener de Padilla y Sra. Mª Victoria De Amo de Trombotto).
En Anchorena: p. Guillermo Alcázar : cel.2657-623906.

Costo: contribución voluntaria

miércoles, 19 de junio de 2013

EL PAPA INTRODUCE A SAN JOSÉ EN LAS OTRAS PLEGARIAS EUCARÍSTICAS

 

 

Ciudad del Vaticano (AICA): El santo padre Francisco, a través de un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, decidió que San José sea invocado también en las Plegarias Eucarísticas II, III y IV de la tercera edición típica del Misal Romano, colocándose después del nombre de la Bienaventurada Virgen María. El decreto “Paternas Vices”, firmado por el cardenal prefecto Antonio Cañizares y el arzobispo secretario Arthur Roche, fechado el 1 de mayo de 2013, memoria de San José Obrero, manifiesta así la decisión del papa Benedicto XVI de acoger las numerosas peticiones recibidas desde muchos lugares en este sentido, una decisión confirmada por su sucesor, el papa Francisco.

El santo padre Francisco, a través de un decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, decidió que San José sea invocado también en las Plegarias Eucarísticas II, III y IV de la tercera edición típica del Misal Romano, colocándose después del nombre de la Bienaventurada Virgen María. El decreto “Paternas Vices”, firmado por el cardenal prefecto Antonio Cañizares y el arzobispo secretario Arthur Roche, fechado el 1 de mayo de 2013, memoria de San José Obrero, manifiesta así la decisión del papa Benedicto XVI de acoger las numerosas peticiones recibidas desde muchos lugares en este sentido, una decisión confirmada por su sucesor, el papa Francisco. 

De este modo, en la tercera edición típica del Misal Romano deberá decir, respectivamente (en español): 

II: “con María, la Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los apóstoles y…” 

III: “con María, la Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los apóstoles y los mártires…” 

IV: “con María, la Virgen Madre de Dios, con su esposo san José, con los apóstoles y los santos…” 


Texto completo del Decreto en español: (Prot. N. 215/11/LDecreto)
 
En el paterno cuidado de Jesús, que San José de Nazaret desempeñó, colocado como cabeza de la familia del Señor, respondió generosamente a la gracia, cumpliendo la misión recibida en la economía de la salvación y, uniéndose plenamente a los comienzos de los misterios de la salvación humana, se ha convertido en modelo ejemplar de la entrega humilde llevada a la perfección en la vida cristiana, y testimonio de las virtudes corrientes, sencillas y humanas, necesarias para que los hombres sean honestos y verdaderos seguidores de Cristo. 

Este hombre justo, que ha cuidado amorosamente de la Madre de Dios y se ha dedicado con alegría a la educación de Jesucristo, se ha convertido en el custodio del tesoro más precioso de Dios Padre, y ha sido constantemente venerado por el pueblo de Dios, a lo largo de los siglos, como protector del cuerpo místico, que es la Iglesia. 

En la Iglesia católica, los fieles han manifestado siempre una devoción ininterrumpida hacia San José y han honrado de manera constante y solemne la memoria del castísimo Esposo de la Madre de Dios, Patrono celestial de toda la Iglesia, hasta tal punto que el ya beato Juan XXIII, durante el Sagrado Concilio Ecuménico Vaticano II, decretó que se añadiera su nombre en el antiquísimo Canon Romano. 

El sumo pontífice Benedicto XVI ha querido acoger y aprobar benévolamente los piadosos deseos que han llegado desde muchos lugares y que ahora, el Sumo Pontífice Francisco ha confirmado, considerando la plenitud de la comunión de los santos que, habiendo peregrinado un tiempo a nuestro lado, en el mundo, nos conducen a Cristo y nos unen a Él.

Por lo tanto, teniendo en cuenta todo esto, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en virtud de las facultades concedidas por el sumo pontífice Francisco, gustosamente decreta que el nombre de San José, Esposo de la Bienaventurada Virgen María, se añada de ahora en adelante en las Plegarias Eucarísticas II, III y IV de la tercera edición típica del Misal Romano, colocándose después del nombre de la bienaventurada Virgen María, como sigue: 

II: “ut cum beáta Dei Genetríce Vírgine María, beáto Ioseph, eius Sponso, beátis Apóstolis” 

III: “cum beatissíma Vírgine, Dei Genetríce, María, cum beáto Ioseph, eius Sponso, cum beátis Apóstolis” 

IV: “cum beáta Vírgine, Dei Genetríce, María, cum beáto Ioseph, eius Sponso, cum Apóstolis” 

Por lo que se refiere a los textos redactados en lengua latina, se deben utilizar las fórmulas que ahora se declaran típicas. La misma Congregación se ocupará de proveer, a continuación, la traducción en las lenguas occidentales de mayor difusión; la redacción en otras lenguas deberá ser preparada, conforme a las normas del derecho, por la correspondiente Conferencia de Obispos y confirmada por la Sede Apostólica, a través de este Dicasterio. 

No obstante cualquier cosa en contrario. 

Dado en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el día 1 de mayo del 2013, memoria de San José Obrero. 
Antonio, Card. Cañizares Llovera, Prefecto y monseñor Arthur Roche, secretario.+

 

EJERCICIOS ESPIRITUALES REALIZADOS EN VILLA DE LA QUEBRADA

Del 14 al 16 de junio tuvo lugar una tanda de Ejercicios Espirituales ignacianos para varones, en la cual participaron varios fieles de nuestra parroquia. El retiro fue predicado por los Padres de Cristo Rey, Fernando Serpicelli y Diego Crisafulli, nuestro párroco.

MARIA ANTONIA DE LA PAZ Y FIGUEROA, APOSTOL DE LOS EJERCIOS ESPIRITUALES DE SAN IGNACIO COMO NUESTRO CURA BROCHERO

 

Buenos Aires (Miércoles, 19-06-2013, Gaudium Press) El Obispo de Cruz del Eje, Argentina, Mons. Santiago Olivera, anunció la continuación del proceso de beatificación de la Venerable Antonia de Paz y Figueroa, conocida con el título de "Mamá Antula", según informó la agencia AICA, el pasado 18 de junio. Esta religiosa del siglo XVIII dedicó su vida a una intensa labor de promoción de los ejercicios espirituales en todo el país y fundó la Santa Casa de Ejercicios de Buenos Aires.

VenerableMaríaAntonia.jpg

Venerable Antonia de Paz y Figueroa

Mons. Olivera, quien es además Delegado Episcopal para las Causas de los Santos en la Argentina, se reunió con familiares de la Venerable y explicó que se realizará una difusión masiva del testimonio de vida de la religiosa y se recogerán testimonios de las gracias que Dios conceda por su intercesión. El decreto que reconoció las virtudes heroicas de "Mamá Antula" fue autorizado por Su Santidad Benedicto XVI y promulgado el 02 de julio de 2010.

Una vida dedicada a la evangelización

La vocación de María Antonia de Paz la llevó a la edad de 30 años a reunir a un grupo de jóvenes para una forma de vida comunitaria equivalente al de seglares consagradas, que se pusieron al servicio de los padres jesuitas en Santiago del Estero, Argentina, su población natal. Las "beatas", como se les llamaba, colaboraron con la organización de ejercicios espirituales hasta la expulsión de la comunidad por orden gubernamental en 1767.

Con seis años de vida comunitaria, María Antonia pidió al sacerdote mercedario fray Diego Toro que continuara la predicación y la celebración de los sacramentos en los ejercicios, mientras ella se comprometió a organizar los aspectos materiales del alojamiento y la alimentación para no interrumpir el apostolado.

Los ejercicios espirituales se extendieron posteriormente a Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca y La Rioja, lugares a donde viajaba a pie y descalza, siempre acudiendo a la caridad para organizar los ejercicios espirituales. La Venerable, incansable en su apostolado, coordinaba todos los aspectos materiales de forma que cuando obtenía el permiso del Obispo local, podía realizar los ejercicios espirituales casi inmediatamente.

Su carácter particular le mereció el nombre de "Mamá Antula" y su valentía al viajar por numerosos lugares desconocidos fue premiada con una asistencia sobrenatural. En Catamarca cayó enferma y fue desahuciada, mas ella pidió al Señor su curación "Me encomendé al Sagrado Corazón y me encontré curada pronto, sin ningún remedio", expresó en una de sus cartas.

No se tiene registro del número de retiros organizados, pero sólo en Tucumán se realizaron sesenta. Todos las necesidades eran cubiertas a través de limosnas que obtenía y los ejercitantes nunca pagaban por por asistir a los retiros. El dinero restante lo empleaba en ayudas para los pobres y los presos. En Córdoba se recuerda que organizó en menos de un año ocho tandas de ejercicios para 200 y 300 personas. Calculó cerca al final de su vida que habría convocado en su apostolado a unos sesenta mil participantes.

Fama de santidad

El carácter singular de la Venerable le mereció una fría acogida en Buenos Aires, donde se le acusó de extravagante e irracional. Por este motivo el Obispo postergó la autorización para su apostolado durante nueve meses. Tras informarse en profundidad sobre su carácter y testimonio de vida, el prelado pasó a admirar sus virtudes y apoyó decididamente su labor.

El éxito de los ejercicios espirituales en Buenos aires llevó al Obispo a asumir el alquiler de la casa y destinar un mayordomo para asistir a la religiosa en cualquier urgencia que tuviera. La Venerable comenzó por esta época a organizar a sus "beatas" bajo la forma de una comunidad con postulantado, hábito y votos privados.

Bajo la acción de "Mamá Antula", los ejercicios espirituales se convirtieron en parte importante de la vida de los católicos y muchas personas de toda condición social se encomendaban a las oraciones de la Venerable. El Obispo de Buenos Aires informó de este éxito apostólico a la Santa Sede, y destacó que en cuatro años unas 15 mil personas habían participado en los retiros. La estima que el prelado tenía por "Mamá Antula" y su sabiduría hizo que mandara que "ningún seminarista se ordenase sin que primero la beata certificase la conducta con que se hubiesen portado en esos ejercicios"

La Venerable María Antonia mantuvo correspondencia con los jesuitas y sus cartas, de gran valor espiritual, fueron traducidas al latín, francés, inglés y alemán y enviadas a diversos países. Se cuenta que varios conventos en Francia decidieron reformarse tras la lectura de dichos textos.

A los sesenta y nueve años de edad, la Venerable María Antonia murió sin poder ver concluida la obra de la Santa Casa de Ejercicios de Buenos Aires, el 7 de marzo de 1799. Sus "beatas" se transformaron en una congregación religiosa en 1878 y la Casa de Ejercicios quedó como uno de los más importantes patrimonios arquitectónicos y religiosos de la ciudad.

Con información de AICA.

 



Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/47779-Continua-el-proceso-de-beatificacion-de--Mama-Antula---gran-promotora-de-ejercicios-espirituales-en-Argentina#ixzz2WglpLMW9 
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.

JUAN PABLO II A LOS ALTARES

En el mes de abril de 2013, la Comisión Médica de la Congregación para las Causas de los Santos reconoció que es inexplicable una curación atribuida al beato Juan Pablo II. Un «milagro» que ahora, según indican fuentes vaticanas, también ha sido aprobado por la Comisión de teólogos de la misma Congregación.
La Comisión de los teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos aprobó el segundo milagro de Juan Pablo II, que se verificó después de la beatificación. Para la proclamación de la santidad de Wojtyla solo falta la aprobación de la Comisión de cardenales y obispos del dicasterio.

Todavía es prematuro hablar de fechas para la canonización, pero la rapidez con la cual está teniendo lugar el proceso del milagro deja todavía abierta la posibilidad de que se celebre el domingo 20 de octubre, aprovechando la fiesta litúrgica asignada al beato Wojtyla, fijada el 22 de octubre.

El Pontífice polaco, que falleció en 2005, obtendría de esta manera la aureola de santo en un tiempo récord, apenas ocho años después de su muerte. La canonización convertirá a Juan Pablo II en el segundo Papa proclamado santo en el último siglo, tras pío X. Otros dos Papas beatificados, pero no declarados santos, son Pío IX y Juan XXIII.
Fuente: http://vaticaninsider.lastampa.it/es/vaticano/dettagliospain/articolo/wojtyla-wojtyla-wojtyla-25765/
Oportet Illum regnare!

lunes, 17 de junio de 2013

PRONUNCIAMIENTO DE LOS OBISPOS SOBRE LA LEY DE FECUNDACIÓN ARTIFICIAL

Buenos Aires, 17 Jun 2013 (AICA): La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina se pronunció nuevamente sobre las técnicas de procreación artificial, a poco de haberse sancionado en el Congreso de la Nación la ley de fertilización asistida, que obliga la inclusión de estas prácticas en el Programa Médico Obligatorio (PMO) de las prepagas, obras sociales y hospitales públicos del país.

La cúpula episcopal, compuesta por el presidente del episcopado, monseñor José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz; el vicepresidente primero, monseñor Virginio Bressanelli, obispo de Neuquén; el vicepresidente segundo, monseñor Mario Antonio Cargnello, arzobispo de Salta, y su secretario general, monseñor Enrique Eguía Seguí, obispo auxiliar de Buenos Aires, reafirmó que “no todo lo técnicamente posible es ética y jurídicamente aceptable”.

En una reflexión difundida esta tarde, sostuvieron que la trasmisión de la vida humana goza de tal dignidad que “no puede estar sometida a parámetros técnicos”, y advirtieron que entre los bienes afectados se encuentra el derecho a la identidad de los niños concebidos. También mostraron preocupación por lo que consideraron una “legalización de nuevas formas de manipulación de vidas humanas en etapa embrionaria”.

“La ley, en su artículo 2, dispone que estas técnicas se apliquen para conseguir un embarazo. Más allá de las consideraciones bioéticas de fondo, entendemos que ello refleja una finalidad claramente reproductiva en el espíritu de la ley que excluiría cualquier posibilidad de destruir embriones”, expresaron los obispos, a la vez que exhortaron a prohibir “cualquier forma de destrucción” de embriones humanos o su utilización para fines comerciales, industriales o de experimentación.

“Nuestro país tiene una sabia y humanista tradición jurídica de protección de la vida humana desde la fecundación –recordaron-. Esta protección, lejos de ser expresión de una visión religiosa, es manifestación del respeto que merece cada vida humana y que está en la base del funcionamiento del sistema de derechos humanos”.

Asimismo, la comisión ejecutiva puso en evidencia que en Europa se debate ahora la protección de los derechos de los embriones humanos contra toda forma de manipulación y destrucción, y recordaron que el mismo papa Francisco alentó estas iniciativas, dadas a conocer bajo el rótulo “Uno de nosotros”.

Reflexiones ante la sanción de la “Ley de acceso integral a la reproducción médicamente asistida”
Como Iglesia, nos hemos pronunciado en diversas ocasiones sobre las técnicas de procreación artificial, buscando llevar esperanza a las personas involucradas en situaciones de infertilidad y esterilidad, pero también señalando que no todo lo técnicamente posible es ética y jurídicamente aceptable.

El 27 de abril de 20121 recordábamos que “en caso que se llevase adelante la fecundación extracorpórea, el ser humano concebido de esta manera tiene el mismo estatuto, dignidad y derechos que cualquier otro”. La trasmisión de la vida humana goza de tal dignidad que no puede estar sometida a parámetros técnicos. Entre los bienes afectados está el derecho a la identidad de los niños concebidos. Además, la recientemente sancionada ley de "acceso integral a la reproducción médicamente asistida" genera preocupación por la legalización de nuevas formas de manipulación de vidas humanas en etapa embrionaria.

La ley en su artículo 2 dispone que estas técnicas se apliquen para conseguir un embarazo. Más allá de las consideraciones bioéticas de fondo, entendemos que ello refleja una finalidad claramente reproductiva en el espíritu de la ley que excluiría cualquier posibilidad de destruir embriones.

Luego de la sanción de la ley, para limitar daños y contribuir al bien común, es necesaria una expresa prohibición de cualquier forma de destrucción de embriones humanos, o de su utilización para fines comerciales, industriales o de experimentación.

Nuestro país tiene una sabia y humanista tradición jurídica de protección de la vida humana desde la fecundación. Esta protección, lejos de ser expresión de una visión religiosa, es manifestación del respeto que merece cada vida humana y que está en la base del funcionamiento del sistema de derechos humanos.

En el plano internacional se verifica un intenso debate en torno a la protección de la vida embrionaria. En Europa se ha lanzado la iniciativa "Uno de nosotros" que promueve que en todo el ámbito de la comunidad europea se proteja a los embriones humanos contra toda forma de manipulación y destrucción. Por ello es importante definir el reconocimiento del inicio de la vida humana desde la existencia del embrión. El Papa Francisco en persona ha alentado esta iniciativa en su alocución del 12 de mayo de 2013 afirmando: "invito a mantener viva la atención de todos sobre el tema tan importante del respeto por la vida humana desde el momento de su concepción”.
+

miércoles, 12 de junio de 2013

FIESTAS PATRONALES EN NUESTRA PARROQUIA

Con mucha emoción les comparto una de las experiencias más edificantes que he vivido junto a la comunidad de la Parroquia María Auxiliadora, en San Luis.

A partir del día 15 de mayo se dio comienzo a la novena a Nuestra Santa Madre, culminando con una hermosa procesión, Santa Misa y ágape, contando con la presencia de Nuestro Obispo Monseñor Pedro Martínez.

Como fiel de la parroquia y Legionaria de Cristo Rey, me toca destacar y agradecer el esfuerzo incansable de los padres del Instituto, que con su ejemplo procuran que Cristo reine en cada uno de nosotros.

Para aquellos que no conocen los últimos acontecimientos que hemos vivido en San Luis, les comento que el día 3 de noviembre de 2012 el Instituto Cristo Rey, en la persona del querido Padre Diego Crisafulli, asumió la dirección de la Parroquia María Auxiliadora, la misma que fuere en 2010 cede de la Misión Juvenil.

“Valoro mucho, y quisiera que todos ustedes lo hagan, el hecho de que los Padres de Cristo Rey hayan asumido esta parroquia, respondiendo a lo que el Señor les estaba pidiendo, lo cual ha significado para ellos una nueva y enriquecedora experiencia apostólica vivida desde su carisma”, como lo expresó muy elocuentemente Monseñor Martínez en el ágape.  Esto, como pueden imaginar, supuso un gran sacrificio por parte de los Padres del Instituto, pero para Dios nada es imposible.

Al momento de asumir este desafío la parroquia había pasado por el crisol de las pruebas y de las llamas, ya que meses anteriores el templo había sufrido un incendio total. Con este panorama desolador se encontró el Instituto, pero el amor de los Padres a Cristo Rey, ha quedado demostrado en cada detalle, palabra y acto movilizando los corazones de los fieles a un grado nunca visto en nuestra comunidad. 

María Auxiliadora, nos ha auxiliado verdaderamente y ha querido cubrirnos con el manto de su amado Hijo y Rey nuestro, ya que la Realeza de Cristo se aprecia en cada rincón de la parroquia, como así  también se vislumbra en cada corazón transformado por este realísimo carisma.

María Auxilio de los cristianos los bendiga  y colme sus corazones del vivo amor a Cristo Rey.

 Angela Flores de Lucero

LCR de San Luis

 

sábado, 1 de junio de 2013

HISTORIA DE LA DEVOCIÓN A MARÍA AUXILIADORA

El primero que llamó a la Virgen María con el título de "Auxiliadora" fue San Juan Crisóstomo, en Constantinopla en al año 345, el dice: " Tú, María, eres auxilio potentísimo de Dios".
San Sabas en el año 532 narra que en oriente había una imagen de la Virgen que era llamada "Auxiliadora de los enfermos", porque junto a ella se obraban muchas curaciones.
San Juan Damasceno en el año 749 fue el primero en propagar la jaculatoria: "María Auxiliadora , rogad por nosotros". Y repite: la virgen es "auxiliadora para evitar males y peligros y auxiliadora para conseguir la salvación".
En Ucrania, Rusia, se celebra la fiesta de María Auxiliadora el 1 de octubre desde el año 1030, en ese año libró a la ciudad de la invasión de una terrible tribu de bárbaros paganos.
En el año 1572, el Papa San Pió quinto ordenó que en todo el mundo católico se rezara en las letanias la advocación " María Auxiliadora, rogad, por nosotros", porque en ese año Nuestra Señora libró prodigiosamente en la batalla de lepanto a toda la cristiandad que venía a ser destruida por un ejército mahometano de 282 barcos y 88.000 soldados.
En el año 1600 los católicos del sur de Alemania hicieron una promesa a la Virgen de honrarla con el título de auxiliadora si los libraba de la invasión de los protestantes y hacía que se terminara la terrible guerra de los 30 años. La Madre de Dios les concedió ambos favores y pronto había ya más de 70 capillas con el título de María Auxiliadora de los cristianos.
En 1683 los católicos al obtener inmensa victoria en Viena contra los enemigos de la religión, fundaron la asociación de María Auxiliadora, la cual existe hoy en más de 60 paises.
En 1814, el Papa Pío VII, prisionero del general Napoleón, prometió a la Virgen que el día que llegara a Roma, en libertad, lo declararía fiesta de María Auxiliadora. Inesperadamente el pontífice quedó libre, y llegó a Roma el 24 de mayo. Desde entonces quedó declarado el 24 de mayo como día de María Auxiliadora.
En 1860 la Santísima Virgen se aparece a San Juan Bosco y le dice que quiere ser honrada con el título de "Auxiliadora", y le señala el sitio para que le construya en Turín, Italia, un templo.
Empezó la obra del templo con sus tres monedas de veinte centavos cada una, pero fueron tantos y tan grande los milagros que María Auxiliadora empezó a obtener a favor de sus devotos, que en sólo cuatro años estuvo terminada la Gran Basílica. El Santo solía decir: " Cada ladrillo de este templo corresponde a un milagro de la Santísima Virgen", desde aquel Santuario comienza a extenderse por el mundo la devoción a María bajo el título de Auxiliadora de los Cristianos.
El nombre de Auxiliadora se le daba ya en el año 1030 a la Virgen María, en Ucrania (Rusia), por haber liberado aquella región de la invasión de las tribus paganas. Desde entonces en Ucrania se celebra cada año la fiesta de María Auxiliadora el 1ro de octubre.
Se tiene constancia de que hacia el año 1558 ya figuraba en las letanías que se acostumbraban recitar en el santuario de Loreto Italia.
Esta advocación se hizo fuerte ante la invasión de los turcos en 1571 donde San Pío V la invocó como María Auxiliadota de los Cristianos o con los Príncipes Católicos de Alemania fieles al catolicismo frente a las tesis protestantes o frente a las invasiones turcas sobre Viena en el siglo XVII o, incluso, como mano protectora frente a los caprichos de Napoleón Bonaparte que llevo al Papa Pío VII al destierro, y a su liberación, quiso en 1814 instituir en el 24 de mayo su fiesta litúrgica.
Pero sin duda fue San Juan Bosco, el santo de María Auxiliadora, con el que esta advocación mariana encontró el mejor paladín y trampolín para el desarrollo y popularidad, "No he sido yo, ha sido la Virgen Auxiliadora quien te ha salvado"... "Cada ladrillo de esta iglesia - se refería a la gran Basílica que en su obsequio empezó el 1863 - es una gracia de la Virgen María"...
Pero será exactamente en 1862, en plena madurez de Don Bosco, cuando éste hace la opción mariana definitiva: Auxiliadora. "La Virgen quiere que la honremos con el título de Auxiliadora: los tiempos que corren son tan aciagos que tenemos necesidad de que la Virgen nos ayude a conservar y a defender la fe cristiana".
Desde esa fecha el título de Auxiliadora aparece en la vida de Don Bosco y en su obra como "central y sintetizador". La Auxiliadora es la visión propia que Don Bosco tiene de María. La lectura evangélica que hace de María, la experiencia de su propia vida y la de sus jóvenes salesianos, y su experiencia eclesial le hacer percibir a María como "Auxiliadora del Pueblo de Dios".
En 1863 Don Bosco comienza la construcción de la iglesia en Turín. Todo su capital era de cuarenta céntimos, y esa fue la primera paga que hizo al constructor. Cinco años más tarde, el 9 de junio de 1868, tuvo lugar la consagración del templo. Lo que sorprendió a Don Bosco primero y luego al mundo entero fue que María Auxiliadora se había construido su propia casa, para irradiar desde allí su patrocinio. Don Bosco llegará a decir: "No existe un ladrillo que no sea señal de alguna gracia".